¿Cómo cambiar la manilla de la puerta?

Si la manilla de tu casa se encuentra vieja y gastada, es recomendable que la cambies, y lo hagas por ti mismo, de esta forma te ahorrarás la cantidad de dinero que requiere contratar un cerrajero. En el siguiente artículo de https://www.cerrajerosvillajoyosa.org encontrarás la guía para cambiar la manilla de una puerta, ya verás que es muy sencillo y no necesitarás de mucho tiempo para lograrlo.

Pasos para cambiar la manilla de la puerta

 

Lo primero que debes hacer es retirar los tornillos o tirafondos, los cuales son los responsables de sujetar la manilla de la puerta, para esto es necesario que tengas a tu alcance un destornillador; en el momento que retires los tornillos deberás de sacar la manilla y sus embellecedores, esto requiere de cuidado, para evitar así, causar daños a la puerta.

Retirar el tornillo largo

 

Lo segundo que deberás hacer es retirar el tornillo largo y cuadrado el cual es conocido como vástago, y su fin es unir las dos manillas de la puerta, ahora bien en el supuesto que la caja es adaptada a la nueva manilla, entonces no deberás retirarla, lo cual te evitará un trabajo doble.

En realidad es demasiado complicado, que los embellecedores de la nueva manilla sean del mismo tamaño que la anterior; en el supuesto de que sean más pequeños deberás igualar la puerta. Esto significa que debes limpiar la puerta con la finalidad de que la parte visible se vea perfecta eliminando los restos, en algunas oportunidades necesitarás tapar posibles agujeros, para lo que debes usar masilla reparadora, preferiblemente que sea de buena calidad, con dos masas deberás mezclar, buscando que sea homogénea, y luego aplicarla en los agujeros de la puerta una vez que se encuentran rellenados, deberás a proceder a pintar utilizando el mismo color.

Asimismo, debes mantener presente que la nueva manilla no la podrás colocar hasta que la pintura se encuentre totalmente seca. Si la temperatura de la casa es baja tardar más en secar.

Una vez seca la pintura introducirás el vástago en la nueva manilla. Este paso es muy sencillo, lo único que debes de observar es que el mismo logra llegar a ambos lados sin ningún inconveniente. Una vez que ya lo hayas colocado, el próximo paso será instalar la manilla y poner la manilla y sus tirafondos necesarios.

El siguiente paso es colocar los embellecedores, evitando de esta manera que los tornillos se vean; en consecuencia lucirás una puerta bonita.

Consejos

 

Una de las maneras de confirmar si la manilla ha quedado instalada a la perfección, es probando que el resbalón se introduce correctamente en el momento que se mueve la manilla de la puerta. Evitando de esta manera futuros problemas para abrir la puerta.

La mejor recomendación es que compres productos de alta calidad, la mayoría de las manilas económicas sueles ser fabricada con malos materiales, por ende al corto tiempo deberás de volver a hacer el cambio de la manilla, sin mencionar el deterioro y la mala imagen que le dan a la fachada de la puerta.

Compra embellecedores del mismo tamaño en comparación a la anterior, evitando tener que realizar reparaciones a los agujeros de la puerta, de hecho si tu puerta es de color será más fácil de reparar que si es de color de madera.

Si la estética de tu puerta es fundamental en tu vivienda lo más recomendable será que cambies todas las manillas y no que utilices un diseño distinto en cada una de las puertas, claro esto es cuestión de gusto, la manilla que están en mal estado dan una mala impresión, por lo que si se encuentra dañada, deteriorada, te recomendamos cambiarla.

¿Es necesario que llame a un cerrajero para cambiar la manilla de una puerta?

 

Como has observado el cambio de una manilla, no es en lo absoluto complicado, si eres de las personas que optan por hacer las cosas por sí mismo, es una buena oportunidad para intentarlo, además de la oportunidad que tienes de ahorrar la cantidad de dinero que implica llamar y contratar a un cerrajero.

Ahora en el caso de que consideras que no tienen es el tiempo ni las cualidades para realizar el cambio o si te animaste pero al intentar realizar el cambio cometiste algún error, podrás contactar a algún profesional; debes de tomar en cuenta que los precios de los cambios de la manilla dependerá de si contratas a un cerrajero normal o a uno de 24 horas, estos tienden a ser más costosos, y te garantizan que disfrutaras de tu manilla nueva en poco tiempo.

 

¿Qué manilla comprar?

 

Existe una gran variedad de manillas y embellecedores en el mercado, los modelos que te recomendamos que escojas son los que se ajusten a tu necesidad y preferencia, claro está que sean de buena calidad, estas cualidades te garantizan disfrutar de una buena decoración y duración de tus manillas.

Se están utilizando mucho las manilas de color plateado, sin embargo el color dorado o bronce sigue destacando como el modelo número uno. Al momento de seleccionar el color de tus manillas deberás considerar el diseño y el color de tus puertas, debido a que esto de garantizar la calidad de tu compra e inversión. En el caso del modelo que quieras, no sea del mismo tamaño que la anterior, deberás seguir los pasos que te indicamos anteriormente.

Lo más importante al momento de escoger tu manilla, será que pueda suplir tus necesidades, y logre llenar tus expectativas en cuanto al diseño de tu vivienda, el tacto y calidad. El estilo de tu vivienda juega un papel muy importante, en este sentido si tu casa se encuentra decorada con muebles modernos, en consecuencia el estilo de la manilla que necesitas adquirir debe de ser modernista, cualquier estilo que prefieras lo podrás encontrar en el mercado.

La empresa de cerrajeros 24h Rivas ofrece calidad para todos sus trabajos