Historia de la cerradura

Todos los espacios laborales tienen su historia de acuerdo a las experiencias acontecidas en cada época; las evaluaciones demuestran la etapa de superación del ser humano sobre todo en la ciencia y tecnología. La necesidad del hombre del obtener conocimiento viene acompañada por el simple hecho de crear sus propias herramientas para desenvolverse en su medio o espacio y defenderse cuando se vea en peligro su existencia.

Existen actualmente un sinfín de herramientas, utensilios y sistemas que las usamos para tener mayor seguridad y protegernos de cualquier eventualidad; los hay de tipo manual que solo necesitan de otra pieza para funcionar como también los hay electrónicos que inician por medio de una fuente de energía que los permite iniciarse. Todas estas herramientas tienen sus orígenes ancestrales pero a través del tiempo se han modificado y son usados en el periodo actual, es decir, aun cuando se han modificado en este tiempo hacen la misma función.

¿Qué es la cerrajería?

Uno de esos sistemas de seguridad el cual nos vamos a referir es la cerrajería; pero primero veremos de donde proviene esta palabra. El cerrajero es quien cumple la labor de la cerrajería, es decir, fabrica y repara cerraduras, candados; así que vamos a connotar cual es el origen de este término. La composición etimológica del cerrajero viene de la combinación del sustantivo y sufijo, “cerraja” y “ero”; los dos son indicativos de trabajo, ocupación, lugar, es decir, el cerrajero es la persona que obtiene conocimientos sobre la cerrajería y lleva a la práctica estos principios creando un instrumento o mecanismo de seguridad. Con lo antes expuesto podemos definir que la cerrajería es una ocupación que permite a los que la practican fabricar cerraduras y candados; repararlos y hacerles mantenimiento.

Existen escrituras antiguas que manifiestan que los sistemas de seguridad existente de esa época era la cerradura y quienes la inventaron fueron los chinos y los egipcios, expandiéndose a otros continentes del mundo como los griegos; en resumen la cerrajería se considera una profesión cuya función es la de crear cerraduras y candados, instalarlos, mantenerlos en buen estado para su funcionamiento y en caso de dañarse, repararlos; esto nos da una muestra que en el pasado el hombre no estuvo excepto de la inseguridad y tuvo que ingeniársela para crear su propio sistema de seguridad como lo hace en la actualidad.

La historia que hoy conocemos sobre la cerrajería

Anteriormente se conocía la cerrajería como herrería; la persona que trabajaba la herrería tenía que laborar el hierro pero el oficio del herrero fue evolucionando hasta que se hicieron las clasificaciones de los tipos de trabajo con el hierro, hasta lo que hoy conocemos como cerrajería. La necesidad de mantener la propiedad segura, sin intrusos, motivo a propietarios de bienes, protegerlos creando sistemas que fueron de gran provecho como la cerradura, acompañada de la llave para abrirla; solo propietarios tenían acceso a la llave, de esta manera se implementaron instrumentos de seguridad y protección de los bienes que poseían, manteniendo alejados a los maleantes.

Por ser civilizaciones con mayor antigüedad se cree que los asiáticos más específico los de china y egipcios fueron los principales en fabricar y hacer uso de la cerrajerías; la conquista de este invento transcendió a otras civilizaciones que fueron decidieron evolucionarla, transformando la idea originaria en toda una innovación haciéndole ajustes, mejorándola y a la final creando todo un mecanismo de seguridad para el bienestar de toda una sociedad. En la época antigua existían dos clases de cerraduras: de hierro y metal. Los de hierro eran utilizados por las personas de la sociedad alta; por ser las más costosas y eran las más seguras; en cambio los de metal eran más accesibles a las personas de la sociedad media y baja; por ser menos costosas pero no tenían la misma seguridad, comparándola con las de hierro.

La cerradura es un mecanismo metálico que funciona mediante la introducción de otra pieza metálica; la llave. Estas dos piezas son fundamentales en la cerrajería y por su reseña histórica vemos que es un producto del ingenio del hombre de la antigüedad y que hoy en día la mantiene el hombre actual. El termino cerradura tiene su origen en el latín, se escribe serrare y significa cerrar; vemos como se ha transformado el uso de este mecanismo de seguridad que en el pasado solo existían de madera y metal, hoy las tenemos embutidas, tubulares, sobrepuestas, cilíndricas, digitales; desde manuales hasta digitales y eléctricas; a la disposición y aun coste accesible para quien la necesita y con una variedad de acuerdo a la seguridad que desee. En el pasado la cerradura formaba parte del estatus social; mientras más elaborada estaba el candado principal, era mucho mejor ya que indicaba el poder económico de la familia; es decir aparte de ser un instrumento de seguridad también identificaba el apellido de la familia, en donde se buscaban a los mejores cerrajeros de aquel tiempo, de esta manera se identificaban los apellidos y las familias como una forma de separar las clases sociales.

Inventos del pasado existentes en el presente

Roberto Barrón fue el inventor de la cerradura con duplicado de vaso en 1778 consistía en separar el perno con una llave fabricada única y exclusivamente para ese tipo de cerradura. Esto fue toda una innovación  para esa época. Luego en 1784 el mecánico José Bramah invento la cerradura “resorte” que duro 67 años sin poder abrirse hasta 1851 cuando logra abrirla. Alfred Charle; de allí en adelante fue toda una campaña de búsqueda para tener la mejor patente de seguridad y la mejor cerradura; es de hacer notar que Barrón logro otras patentes, que no tenían nada que ver con la seguridad, pero fueron innovadoras para la época.

Jeremiah Chubb fue otro inventor para ya pasados años 1800; en 1818 este ingles inventa otra cerradura de igual forma se podía abrir usando una sola llave específica para ese tipo de cerradura; no es sino hasta 1857 cuando James Sargent invento la cerradura con combinación de la llave que podía ser cambiable, hasta 1853 cuando se inventó la cerradura de tiempo que consistía en dar tiempo a quien deseaba abrir la cerradura; en un lapso de tiempo, no se lograba abrir se cerraba automáticamente.

En 1848 Linus Yale inventa la que sería la cerradura perno del vaso que consistía en reconocer las llaves por medio de tubos internos de la cerradura. Junto a su hijo Linus Yale Jr. crean una empresa y se dedican a diseñar mecanismo de seguridad en la cerrajería en 1840. Esto les permitió fabricar llaves pequeñas de fácil transportación. El diseño fue mejorada ya son planas; con bordes cerrados que en la actualidad se conservan; pocos años después se inventaron las cerraduras cuyas combinaciones en aquella época eran modernas.

Ya en 1900 cambian los diseños pero se conservan la misma función; brindar seguridad. En 1916 Samuel Segal, policía, inventa las cerraduras “Jemmy prueba” cuyo sistema interior protegía de cualquier intruso, es decir, el sistema de protección era de adentro hacia afuera. Luego en 1921 Harry Soret, investigador, funda la compañía y crea la patente, mejorando y transformando esta herramienta de seguridad hasta lo que hoy conocemos: Mater Lock Company.

Importancia de inventores a lo largo de la historia de la cerrajería

Son importantes porque gracias a la pericia con la que mejoraron este mecanismo lograron darle seguridad a quienes tenían bienes e inmuebles en el pasado y gracias a la manera como fueron capacitándose intelectualmente lograron transformar este sistema de seguridad que en la actualidad es usada. Vemos como en el pasado el cerrajero era una persona o empleado clave; si era empleado de monarcas o reyes debe jurar tributos de confianza ante ellos de no entregar las llaves a nadie y de hacerlo se someterían a su ejecución.

Cuál es la labor del cerrajero en la actualidad

La cerrajería es una ocupación que en cada época ha tenido su innovación; se ha transformado por la manera como avanza la inseguridad pero sobre todo por los progresos en cada tiempo o época y que obligan estar al día con las técnicas y tecnologías. Actualmente hay maquinas que fabrican llaves, candados, cerraduras y el cerrajero es llamado solo para instalarlos, cuando se daña es para hacerles mantenimiento o en el caso de pérdida de las llaves; lo más recomendable en el caso de su pérdida es cambiar la cerradura para evitar la facilidad del intruso en el hogar.

La herencia y la experiencia

En el pasado la cerrajería era una ocupación que se heredaba; pasaba de padre a hijo ya que era difícil porque debía tener tiempo, maquinas, instrumentos, capacidad y destreza; muy diferente en la actualidad. Con el avance tecnológico se pueden hacer cursos por internet, aparte de los sistemas de educación donde se crean carreras o se imparten cursos y donde hay todo un sistema de aprendizaje en el cual el hombre de hoy puede desempeñar cualquier ocupación sin ningún tipo de discriminación.