Cajas Fuertes

Nuestra especialidad son las cajas fuertes, por ello no solamente nos encargamos de instalarlas, sino que además las fabricamos. Vicente, es el encargado de la fabricación de cajas fuertes cuando se requiere alta seguridad, son las especiales de grado cuatro y usualmente destinadas al uso empresarial.

Mejorar la seguridad siempre es posible, por ello nos encontramos permanentemente en proceso de actualización e investigación sobre las mejores prácticas. Una de las formas que hemos encontrado para que la caja fuerte quede bien anclada y se dificulte su rotura, es la construcción de un cajón de hormigón donde embutir la que usted seleccione, disponemos de varios tipos, tamaños y marcas. Solicite la visita un experto quien le ofrecerá la asesoría que necesite para la decisión correcta.

¿Está buscando un tecnico cualificado? En cajas fuertes contamos con los mejores, por lo que nos encargamos de realizar aperturas de cualquier tipo de cajas fuertes, desde las instaladas en los domicilios particulares hasta las de empresa y bancos. Contáctenos y reciba el trato de calidad que usted merece.

Tipos de cajas fuertes

Existen varios tipos de cajas fuertes, conózcalos antes de decidirse por uno

Cajas fuertes de sobreponer

Las cajas fuertes de sobreponer, son las cajas fuertes más utilizadas. Vienen listas para instalar y por tanto no requieren de ninguna clase de obra. Su colocación es rápida ya que traen agujeros en la base y/o en el fondo, esto las hace indicadas para colocar en los bajos de escaleras, esquinas, detrás de muebles y en armarios.

Entre las cajas fuertes de sobreponer  se encuentran varios sistemas de apertura y cierre:

  • Cajas fuertes de sobreponer mecánicas
  • Cajas fuertes de sobreponer de llave y
  • Las cajas fuertes de combinación electrónica que son cajas fuertes que necesitan para abrirse un teclado. El funcionamiento de estos es mediante pilas y en caso que estas no funcionen, unos modelos incorporan una fuente de energía alterna en tanto que otros incluyen una llave de emergencia.

Cajas fuertes de empotrar

Las cajas fuertes de empotrar, tal como su nombre lo indica, son las destinas a ocultar en las paredes o en el suelo por lo que su instalación conlleva algo de obra. Los lugares más indicados para ocultarlas son los tabiques y armarios, siempre que el fondo lo permita.

Al igual que en las cajas de sobreponer, el sistema de apertura de las cajas fuertes de empotrar pueden ser electrónicas o mecánicas. En el primer caso disponen también de un teclado con funcionamiento a pilas, y una llave o una batería externa de emergencia.

En caso que se decida por una caja fuerte de empotrar con sistema de apertura electrónico, el tecnico aconseja que instale cajas fuertes FAC SEGURIDAD por los beneficios que aporta en relación con su precio. Entre ellos vale la pena destacar los siguientes:

  • Diseñada para empotrar en el suelo
  • La puerta es de lámina de acero de 8mm y el resto de 2mm con blindaje compuesto de acero enrasado
  • La cerradura es de alta seguridad, con mecanismos anti taladro.
  • La cerradura electrónica incorpora llave de emergencia para cuando se agoten las pilas u olvide la contraseña.

Una buena elección para las empresas donde hay mucho movimiento de dinero, es la caja fuerte depósito BTV, debido a que disponen de un cajón con cerradura que se desliza para permitir depositar el dinero, sin necesidad de tener acceso al interior de la caja fuerte. Es lo que se conoce como cajas fuertes de tambor frontal antipesca. Adicionalmente permiten programar la apertura para que sea compartida por dos usuarios.

Cajas fuertes camufladas

Algunas cajas se integran en elementos presentes en los inmuebles, tal es el caso de las que se forran con madera para darle aspecto idéntico al de un mueble o de las que se instalan debajo de una baldosa o un tomacorriente. Nos referimos a cajas camufladas cuando se trata de cajas fuertes ocultas en lugares poco habituales. Para la instalación suele requerirse alguna obra menor.

¿Quiere optar por esta solución?, le recomiendamos cualquiera de estos dos modelos.

Caja fuerte FAC SEGURIDAD estilo modernista que dispone de puerta corrediza de 8 mm y cuerpo de 2 mm de espesor, un cajón para documentos y un sistema de apertura a control remoto, con llave para caso de emergencia.

Caja fuerte librería FAC SEGURIDAD simula ser un mueble pero en su interior cuenta con una capa de acero de 2 mm de espesor. La puerta de 6 mm es basculante y la apertura es mediante llave. Para el anclaje e instalación dispone de tres orificios en la parte trasera. El cierre tiene 8 bulones.

Las cajas fuertes ya sean de sobreponer o de empotrar tienen un nivel de seguridad que conforme a la legislación europea se clasifican en:

  • Cajas fuertes de gama baja: su espesor está entre 2 y 4 mm. Los bulones ubicados en su parte derecha son finos y la cerradura es básica.
  • Cajas fuertes de gama media/alta: el espesor oscila entre 6 y 8 mm. La cerradura es certificada y tiene bulones a lo largo del perímetro de la puerta.
  • Cajas fuertes de gama alta: cuyo espesor es de más de 10 mm, los bulones, repartidos por el perímetro de la puerta son gruesos y rotatorios. Las cerraduras de excelente calidad, están certificadas.
  • Cajas fuertes de alta seguridad: con puerta de hormigón y acero de calidad óptima y cerraduras homologadas. Pueden incluir bloqueos extra.

Cajas fuertes ignífugas

Son las indicadas para resguardar dinero, soportes informáticos o documentación. Como su nombre lo indica, están diseñadas para soportar altas temperaturas, lo que quiere decir que el material con el que se fabrican logra mantener temperaturas más bajas en el interior de las cajas fuertes. Las destinadas a soportes informáticos, impiden que el calor interior pase de los 52°, en tanto que en las utilizadas para resguardar documentos o papel moneda, se mantendrá por debajo de los 177°. Al elegir una de las cajas fuertes ignífugas debe tomarse en consideración que se desea resguardar y el tiempo de conservación de la temperatura interior, pues dependiendo de los elementos usados en la fabricación, este último puede ir desde los 30 minutos hasta los 120.

Estas cajas fuertes garantizan la protección del contenido en caso de incendio.

Una buena elección es optar por una del tipo ignifuga electrónica de alta seguridad, como la Serie SOLID, que es grado I y es una caja fuerte especialmente diseñada para guardar información en soporte papel y digital. Su interior relleno de cemento la hace resistente al fuego y viene con la cerradura reforzada para evitar un ataque de perforación. Para abrirla es requerido un código de usuario y una clave de emergencia que se introduce en un teclado. Cumplen con las normativas europeas de resistencia ante ataque (EN 1143-1) y fuego (EN 15659).

Maletines ignífugos

Los maletines ignífugos, son cajas fuertes transportables y con las mismas prestaciones que las cajas fuertes ignífugas. Son las indicadas para guardar documentos, soportes informáticos y dinero ya que resisten las altas temperaturas durante 30 minutos.

El maletín ignífugo Sentry Safes es la recomendación de los profesionales porque además de ofrecer protección contra el fuego, también lo hace del agua. Gracias a su bloqueo especial queda sellado herméticamente, aun cuando no tenga la llave pasada.

Un maletín de alta seguridad es la selección que necesita al momento de un viaje, por su cómodo tamaño A4, que le permitirá guardar todo sus documentos valiosos como pasaportes y dinero, así como también equipos electrónicos de valor y soportes informáticos como discos duros externos, tarjetas y USB de memoria.

Cajas fuertes de alta seguridad homologadas

Las cajas fuertes de alta seguridad homologadas, son aquellas que han pasado por un laboratorio de pruebas con la finalidad de estudiar la resistencia ante diversos tipos de ataque, los daños producidos a la misma y el tiempo que transcurrió hasta que se logró su apertura. Esta es la sección de las cajas fuertes más seguras del mercado frente a cualquier tipo de ataque. Son las que se utilizan preferentemente en empresas, especialmente en aquellas que por el tipo de actividad a la que se dedican requieren fuertes niveles de seguridad; como es el caso de las joyerías, los bingos, los administradores de loterías y las empresas de seguridad.

Una caja fuerte para ser considerada de alta seguridad, debe tener un espesor de puertas mínimo de 8mm pudiendo llegar a ser de 10mm y estar reforzada con materiales muy resistentes como el hormigón o dos capas de acero. El experto en cajas fuertes de seguridad, también puede orientarle sobre ellas.

Conforme a la norma UNE 1143-1 el grado de seguridad se clasifica del 1 al 10, siendo el 1 el que corresponde a un menor nivel de resistencia y 10 al mayor.

Aunque no todas las cajas fuertes están homologadas, ello no significa que no ofrezcan protección, tan solo evidencia que no han pasado por unas pruebas que las clasifican como de alta seguridad, por lo que  son cajas fuertes dirigidas a un determinado tipo de cliente cuyas necesidades de seguridad no son tan extremas.

Cajas fuertes de alta seguridad grado I

Algunos ejemplos del uso de las cajas fuertes de seguridad homologadas según el grado son:

  • Cajas fuertes de alta seguridad grado I, se utilizan para el resguardo de armas largas, pero también para documentos o por requerimientos de la compañía aseguradora.
  • Cajas fuertes de alta seguridad grado III, son usadas especialmente para resguardar armas cortas y en su fabricación se usan materiales que les permiten un mayor espesor y hacer más difícil el ataque.
  • Cajas fuertes de seguridad grado IV, son una opción excelente cuando se requiere extremar la seguridad. Los tipos de cerraduras de las que disponen incorporan generalmente opción de retardo y bloqueo.

Para el compañero una de las mejores es la caja fuerte de seguridad grado IV SPS, la cual es una caja de sobreponer construida en acero de primera calidad. El espesor exterior es de 2,5 mm y el interior es de chapa inoxidable de 3mm. Tanto el cuerpo como la puerta tienen recubrimiento de mortero de hasta 60 mm, lo que le aporta una alta resistencia. La cerradura es electrónica y tanto ella como las llaves, se clasifican de acuerdo a la Norma UNE 11300 como de seguridad grado II. Disponen de opción de bloqueo y retardo y de bulones de cuchilla repartidos por toda la puerta. Esta caja se encuentra certificada y homologada por AENOR

Cajas fuertes especiales

Las cajas fuertes especiales son aquellas cuya apariencia no permite identificarlas como tales y que frecuentemente se utilizan para usos muy particulares. Generalmente se instalan en comunidades de vecinos, en joyerías o en algunos otros lugares para atender las recomendaciones de las aseguradoras. Un ejemplo de ellas es la caja fuerte para videograbador que dispone de ventilación por lo que permite guardar cámaras en su interior.

Una muy recomendada es la caja fuerte motorizada que dispone de agujeros en su parte posterior para la salida de cables, por lo que es perfecta para proteger una cámara de grabación de la manipulación o de usos indebidos. Puede ser de cerradura electrónica o mecánica y cumple con las especificaciones de la normativa española relativa al resguardo de imágenes.

Cuando busque cajas fuertes no utilice a cualquiera, trabaje solamente con expertos ya que solo ellos podrán ofrecerle un presupuesto personalizado que realmente responda a sus necesidades de seguridad y resguardo.

Contactar y es tan fácil como rellenar nuestro formulario y listo!! A la brevedad posible recibirá la asesoría necesaria.